-Os contaré el secreto de la vida...

24 octubre 2012

Filosofia en el taxi: La muerte

En casa: los chismes del dia.
En el trabajo: las gastadas al prójimo

En el Taxi: La filosofia compleja que se va compaginando  entrelazando, teorizando y desarrollando entre los dos más grandes filosofos modernos: El chofer y vos.
Hoy la oratoria versaba sobre: la muerte.la charla fué larga,fruto del transito, y no voy a reproducirla  textualmente aqui, fruto de mi cansancio.Pero algo de su esencia era esto:

..."Qué hija de puta la Parca!...debería comunicarte por escrito, del dia, hora y lugar de su visita, así uno tiene tiempo de preparase para el viaje (aunque creo, nadie está del todo preparado para semejante viaje, más sabiendo que es un viaje de ida). pero...y acá vienen los acertijos dela mente:-¡¿ Sufriremos irremediablemente sabiendo que se acerca nuestro fin o disfrutaremos al máximo hasta lo ultimo que nos dá el aliento?!...porque debe ser duro morir sin saberlo (de manera exabrupta), pero debe ser horrible también despedirse para siempre de todos los que nos rodean...decirles -entre otras cosas-:
-" Fué un placer conocerte!...nos vemos pront... ehhh....hasta nunca!"

Eso en términos de nuestros últimos hálitos de vida...y después de la muerte?...si realmente la vida se trataba de un paréntesis entre dos nadas, como decia M. Benedetti?...bueno en ese caso no sentiremos nada...como cuando Dormimos por las noches y no tenemos conciencia de que existimos (ahora sospecho que los sueños son un mecanismo para alertar a nuestro cerebro de que todavía seguimos vivos, algo asi como: "Atencion, Atención: todavía hay energía, hay respuesta cerebral...estamos vivos...no desconecten el sistema!!!"
Han pasado millones de años y yo no existí en ese lapso.Ahora existo en el presente y esa suma cuantica de siglos que pertenecen al pasado me son ajenas, solamente existen en los libros de historia. Millones de años antes de que yo naciera y millones de años después que muera son ajenos a mi concepcion del tiempo. Mientras mi vida se consuma voy a sentirme inmortal hasta franquear la edad de la decrepitud. Entonces la muerte puede ser un remanso, una morada para el descanzo a esos pesados años que cargamos encima.
Pero esos malditos dias de cavilaciones llegan, y en el silencio de la noche, en la oscuridad de la habitacion, mirás el techo sin ver, y te preguntas una sola cosa que no te deja dormir:

" Cuando muera y desaparezca...como será no sentir que no existo"


Sergio Velardez


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada